Anymore

Hoy soñé que te seguía, tú huías de mí, no me extrañaba, de hecho lo aceptaba. Y cuando no podía seguir corriendo me acostaba a descansar, y estabas detrás de mí, acurrucado, abrazándome por detrás de la espalda. Y dormíamos como antes, con la tranquilidad de saber que el otro estaba al lado. Entonces de repente un tigre nos perseguía para egullirnos, y tú sabías cómo escapar, sólo había que subir unas escaleras. Las subías muy rápido y yo lo intentaba, pero no pude seguirte, porque en lugar de piernas, tenía una cola de pescado, que el tigre se apresuraba en engullir y de la que sólo dejaba una delgada raspa bajo mi cintura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s