Enka pa ti, Enka pa mí…

Pues resulta que me gusta el Enka…

El Enka es un estilo de música japonés; surgió a principios del siglo XX, cuando a los japoneses les dio por dejar de ir con armaduras y espadas y esas cosas (vale, sí, esto es una exageración, pero mucho tampoco…). Es resultado de la llegada a Japón de diferentes elementos culturales occidentales, en este caso, la música. Y consiste en una mezcla de las melodías e instrumentaciones occidentales con una técnica vocal y manera de cantar muy similar a la de los géneros tradicionales del folklore japonés, así como inclusión en ocasiones de instrumentos característicos de este tipo de música, tales como el Shamishen, el koto o los tambores kaito. Estos generos tradiciones, a los occidentales nos suelen resultar muy exóticos pero tan agradables al oído como si estuvieran apaleando un saco lleno de gatos. Al menos ese es mi caso, que tengo bastantes discos de música folklórica japonesa en mi Itunes y aunque he de reconocer que, una vez trillados, ya le vas cogiendo la cosa a la música tradicional, soy muy consciente de que parece que tienen dolores de barriga más que estén cantando.

Pues bueno, a lo que iba, que me voy por los cerros de Úbeda. Resulta que la madre de Utada Hikaru (todo tiene un motivo, jejeje), Fuji Keiko fue una brutalmente famosa cantante de Enka, y el otro día conseguí encontrar y descargarme un disco de ella y resulta que me gustó, y mucho. Y documentándome, he conseguido discos de otros artistas de Enka y… también me gustan! La verdad es que esto es un tanto tremendo; no sé por qué me gusta tanto, por un lado suena a canción de fondo de estas que escuchas de fondo en un restaurante chino, por otro lado tienes siempre la sensación de estar dentro de cierta peli de Tarantino en la que a una rubia le da por liquidar al chino/no chino de Kung-fu.

Y bueno, si nos ponemos en el apartado de documentación… estoy encontrando mogollón de fotos, videos y de todo de lo más vintage del Japón de los 60 y 70 que no tiene precio.

En definitiva, he comenzado el año con melodías Enka de fondo…

Vean a Fuji Keiko en plena acción:

 

 

En otro orden de cosas, han abierto el primer restaurante japonés en Móstoles, y encima hace reparto a domicilio, así que Ida y yo pedimos ayer en su casa así como 500 toneladas de sushi y vimos “Juegos Secretos”, con Kate Winslet y Patrick Wilson y sólo puedo decir, que la peli me gustó y que:

POR FAVOR, PATRICK WILSON, VEN Y JÚRAME AMOR ETERNO! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

Vaya entrada más chorra que he hecho…