RuPaul Síndrome Impostor

Supera tu síndrome del impostor gracias a un señor con peluca.

el 70% de las personas sufrirá el síndrome del impostor a lo largo de su trayectoria profesional.

El perfeccionismo excesivo y una autocrítica permanente nos llevan a muchos a sentir que no nos merecemos lo que tenemos.

En mi caso particular, llevo más de 20 años en el mismo sector, aprendiendo y promocionando a lo largo de los años. He llegado a dirigir el departamento de Atención al Cliente de empresas y startups que se encuentran fácilmente entre las listas de las mejores. Mis compañeros y superiores han alabado mi trabajo.

Y sin embargo, me he sorprendido a mí mismo con mucha frecuencia angustiado. Con la sensación de que “me van a pillar en cualquier momento”.

Una persona que padece el síndrome del impostor no piensa “me ha sobrado tiempo porque soy bueno en lo que hago”.

Piensa “me ha sobrado tiempo porque he trampeado, no me he esforzado lo suficiente, he buscado atajos. No me esfuerzo tanto como los demás y me van a pillar”.

Así. Todo. El. Tiempo.

Es muy agotador, de veras.

Tengo la mala suerte de tender a pensar demasiado las cosas. Lo cual a veces también es una fortuna, porque me ha convertido en alguien curioso.

Consumo mucha información y, dentro de ese perfeccionismo excesivo, voy consiguiendo dirigir mucho de ese esfuerzo a aprender sobre mí mismo, y sobre cómo darle la vuelta y convertirlo en algo que juegue a mi favor, y no en mi contra.

Por si aun no lo sabíais por todo el contenido de este blog, también invierto mucho tiempo en consumir y divulgar cultura y contenido LGTBI y reflexiones sobre el colectivo.

Y si un producto que llevo consumiendo años ha ayudado de una manera indirecta a que lidie mejor con mi síndrome del impostor, ese es RuPaul’s Drag Race y, por supuesto, la sabiduría de mariquita milenaria de RuPaul Charles.

¿Qué es el éxito?


Tanto en los episodios de Drag Race como en su libro “Workin’ It!” RuPaul siempre pretender transmitir un mensaje claro acerca de tomar las riendas de nuestra vida, ser conscientes de que somos responsables de nuestras decisiones y que, dentro de esas decisiones, está el respetarnos y valorarnos.

“La satisfacción no se encuentra pasado el arco iris, se encuentra en el aquí y ahora. A día de hoy defino el éxito por la fluidez con la que esquivo las minas emocionales y elijo la alegría y la gratitud”.

La gratitud es clave para conseguir superar tu síndrome del impostor.
Gratitud hacía ti mismo.
Si estás donde estás es gracias a tu esfuerzo, tu trabajo y tu trayectoria. Nadie te ha regalado nada.
Toma un segundo y date las gracias a ti mismo.
Después, ve a por tu siguiente tarea y hazla. Eso es el éxito.

¿Es esto realmente lo que quieres?


Muchas veces, cuando me he encontrado a mí mismo sintiendo que estaba “engañando” respecto a lo que estaba haciendo, he acabado llegando a la conclusión de que eran tareas que no me gustaban, no me interesaban o que lo hacía “forzado“.

Nunca me he sentido como un impostor haciendo cosas que me gustaban, todo lo contrario, me sentía dando el 200% de mí mismo.


“El comentario general sobre lo que hago es decir: “¡Oye, mira! Puedo crear cualquier personaje que quiera, y todo depende de mí. Y la verdad es que básicamente todos somos el universo, pretendiendo ser humanos por un breve momento” “.

Con todo lo “cliché” que esto puede sonar, la vida es muy corta para pasarla siendo lo que no quieres ser.
Si no estás contento con la vida que estás llevando, quizá el momento para dar el primer paso hacia el cambio es ahora.

El enemigo eres tú.


Ok, esta es muy obvia. Pero tampoco hay que dejarla pasar.

Todo está en tu mente, y lo bueno que tiene esto es que a tu mente puedes darle un par de bofetones de vez en cuando.

“Creo que estás siendo saboteado por tu saboteador interno”

En serio, siempre hay oportunidades de dar la vuelta a la tortilla.

Esta es una serie de trucos para cambiar tu mindset:

  • Date una palmada en la espalda por cada éxito. NO ha sido un golpe de suerte.
  • Busca siempre una oportunidad de aprendizaje cada vez que aparezcan “las voces”. Anticípate a ellas.
  • Busca ayuda. Una opinión externa siempre te va a ayudar a bajar los pies a la tierra y bajar de “marrónlandia”.

Visualiza el éxito.


Céntrate en aquello que quieres conseguir.
Divide las tareas en tareas más pequeñas (tan pequeñas como necesites) y ve haciéndolas.
Una a una.
No pares.
Y visualízate consiguiéndolo.

“Cuando te conviertes en la imagen de tu propia imaginación, es lo más poderoso que puedes hacer”.

Imagínate alcanzando esa meta, dando cada uno de los pasos en el camino y ve a por ello. Ten siempre esa imagen en tu punto de mira.

¿Cuál es el contexto?


¿Tienes alguna desventaja?
Mira a tu alrededor, ¿el resto de personas que están desempeñando las mismas tareas tiene algún tipo de ventaja respecto a ti?
Probablemente no.
Quizá estáis todos al mismo nivel.

“Todos nacemos desnudos. El resto es Drag.”

Es normal dudar de uno mismo a veces, pero si tomas el tiempo de analizar y observar alrededor comprobarás que, no lo estás haciendo tan mal y que todos los demás también tienen sus fantasmas.

Aunque quizá ahora mismo tengas dudas, tú y tu trabajo seguís siendo valiosos.

Sé amable contigo.


Otra muy evidente y de libro de autoayuda, pero no por ello menos cierta. Y la frase-insignia con la que se cierran todos y cada uno de los episodios de Rupaul’s Drag Race.

“Si no eres capaz de quererte a ti mismo, ¿cómo diablos vas a querer a alguien más?”

De verdad, cuando vengan las voces del criticón interno, date un segundo, respira y recuerda todas las cosas importantes.

  • Me está hablando mi saboteador interno, son solo pensamientos.
  • ¿Estoy teniendo una reacción excesiva? ¿Es para tanto?
  • Perdónate los errores, recompénsate los éxitos.
  • Busca ayuda.

Bonus: Spread the love.


Sobra decirlo, pero ahí va:

  • amable, contigo y los demás.
  • No exijas a los demás lo que te hace sufrir cuando te lo exiges a ti.
  • Empatiza con los miedos de los demás y ayúdales.
  • Trabaja en equipo.

Seguro que empiezas a notar aun más que la gente te valora, de una forma aun más consciente, amable y afectiva, hasta en el trabajo.

Te deseo mucha suerte en tus proyectos.


PD: Tenéis todas las temporadas de RuPaul’s Drag Race en Netflix.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s